lunes, 6 de agosto de 2018

8 DE AGOSTO: ¡MILES DE ARGENTINOS ANHELAN DECIR "SÍ A LA VIDA"!

Martha Licona y Marta Morales
Mujeres por la Salud y el Desarrollo, A.C.,
estudiosmujer01@hotmail.com

El aborto es la peor violencia contra la mujer pues la deja devastada; necesita ayuda psicológica y espiritual para reponerse de ese trauma. En México y en muchos otros países ha cometido una gran atrocidad al permitir el asesinato de los seres más indefensos: los bebés no nacidos. 


El aborto se utiliza para disminuir el número de personas en las generaciones futuras, muchos de los cuales habrían de ser líderes valiosos que, de habérseles permitido existir, habrían hecho mucho bien a la humanidad. Basta con citar citar, a modo de ejemplo, el caso de Steve Jobs, el inolvidable genio que revolucionó la cibernética en nuestro tiempo y su madre no deseaba tenerlo; lo quería abortar.

En cierta ocasión un muchacho le preguntó a Madre Teresa de Calcuta:

─ Madre ¿por qué Dios no manda a una persona que descubra la curación del sida?

Madre Teresa contestó:

─ Ya la mandó, pero no la dejaron nacer.

El mal engendra mal. El aborto es un enemigo de la seguridad mundial y de a mujer, pues la deja devastada.

No tendremos paz en ningún otro país del planeta hasta que el aborto sea penalizado. La finalidad es que no se dé "carta abierta" para matar impunemente y basta con que sea "permitido legalmente,", para justificar en homicidio con plena premeditación, alevosía y ventaja porque es -para hablar claro y sin rodeos- dar pena de muerte a un ser humano indefenso, inocente y sin previo juicio.

La ONU y sus agencias tratan, desde hace más de veinte años, de enmascarar el aborto como un “derecho humano”. El Pacto de San José dice: “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”. Hay que insistir en esta última idea. Todas las naciones tienen que estar vigilantes e insistir en que el lenguaje negociado no sea malinterpretado o manipulado hacia lo que se considera "políticamente correcto". 

Dicho en otras palabras, cuando ya la ética ni los valores cuentan sino meramente el pragmatismo maquiavélico de obtener "el poder por el poder a cualquier precio", y cualquier fin injusto justifica cualquier medio, aunque sea ¡a precio de sangre inocente!

¡¡A nadie se le ocurre pensar que fruto de la relación conyugal entre un esposo y su mujer nacerá, después de nueve meses, un ratón o una lagartija!! Sería ridículo e irrisorio.

Con los actuales conocimientos genéticos, es indudable que cada ser es lo que es desde el momento de la fecundación. De la unión de gametos vegetales sólo sale un vegetal, y de la unión de gametos humanos se crea un nuevo ser de la especie humana, pues así lo determina su patrimonio genético humano.

¿Y quién es ese Comité de Monitoreo o grupo de especialistas que asesora a los legisladores en muchos países? son agentes de grupos abortistas, personas pagadas por los organismos internacionales para que “asesoren” a los que elaboran las leyes abortistas. Es lamentable que nuestros diputados y senadores no se preparen con fundamentos jurídicos, científicos y filosóficos; que no estudien a fondo las cuestiones de vida o muerte.

Los legisladores podrían contribuir como políticos a que las leyes ayuden a las personas a tomar las mejores decisiones. 

Está científicamente comprobado que no hay hecho que afecte más a una chica o mujer que después de haber pasado por el dolorosísimo de  un aborto. Ya no vuelve a ser la misma. Sufre un fuerte trauma físico y mental. 

Aunque existen instituciones altruistas que realizan una admirable labor para recuperar a estas chicas que sufren "el Síndrome Post-Aborto".

Nadie puede con justicia mirar al otro como un estorbo. Los niños y las niñas, ¡ son la alegría y el futuro de la civilización!

Una política de aborto "democrática o por levantada de mano en una asamblea" no justifica un crimen tan espeluznante como un aborto. 

Y es sumamente contradictorio porque se descuidan gravemente muchos otros aspectos esenciales de la mujer como, por ejemplo, su desempleo, su extrema pobreza; su atención en brindarle servicios sanitarios; proporcionarle eficaz capacitación laboral; una mayor interés porque lleven una vida más digna; la ayuda solidaria a las madres solteras; el combate frontal contra esa "moderna y vergonzosa esclavitud", o llamada, "Trata de Personas", en la que muchas autoridades civiles están coludidas.

En definitiva, se habla de "violencia contra la mujer" pero observamos que miles de chicas y mujeres son agredidas impunemente, desde muy temprana edad en su vida intrauterina, con decenas de instrumentos destructores de la vida humana. ¿Y qué ocurre entonces? Precisamente resulta gravemente afectada la familia y la humanidad entera.

El mundo entero tiene, hoy por hoy, puestos sus ojos en Argentina. Millones de ciudadanos de esta gran nación y del orbe entero desean ardientemente que, este miércoles 8 de agosto de 2018, se permitan ¡"salvar  a las dos vidas"! ¡Y Argentina se convierta en  un ejemplo a imitar en el mundo entero por su valentía y amor -con obras, su compromiso ciudadano y con hechos- hacia ese don extraordinario y maravilloso de la vida humana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario